Compatibilidad entre signos de Fuego y Aire

La compatibilidad, hace referencia al entendimiento que se puedan tener dos signos, o elementos. Aries, Leo y Sagitario hacen parte del elemento fuego, son muy exigentes. Impulsivos y un poco arrogantes, no se dejan convencer fácilmente ni tampoco los cautiva cualquier persona. Por otro lado Géminis, Libra y Acuario conforman el elemento Aire. Son inteligentes y comunicativos, originales y con un gran atractivo físico. Dentro del zodíaco, el nivel de compenetración entre signos y elementos varía. Mientras que algunos son el uno para el otro, determinados elementos  simplemente no pueden convivir juntos. Hablaremos de la compatibilidad de Fuego y Aire.

¿Son compatibles?

Son elementos que se pueden entender muy bien, básicamente se necesitan para vivir y brillar. La relación entre ellos puede ser divertida, intensa y que seguro no podrán olvidar. Cuando se encuentran, y empiezan a compartir, tienen la sensación de estar con alguien que conocen de toda la vida. Se entienden muy bien en todos los aspectos de la vida, son una fórmula perfecta para solucionar problemas y luchar contra las adversidades. Juntos, alcanzan grandes logros y llegan a niveles que tal vez desconocían y creían que jamás iban a alcanzar.

Entre ellos se crean lazos que duran para toda la vida, ya sea grandes amistades o inolvidables amores. Es necesario que entiendan su lugar dentro de la relación, ya que no deben exceder sus límites, asediar a la otra persona solo va a provocar un distanciamiento. Por más que se entiendan, cualquiera se aleja al no sentirse cómodo con su compañía. Aunque se respetan mutuamente, no está de más decir que la comprensión, escuchar a otro, lo es todo. Es esencial que controlen la dependencia, reconocer la importancia del otro en la vida pero también tener en claro lo indispensable que es el espacio personal y la realización individual.

Tipo de compatibilidad

Todas las afinidades son diferentes, algunas ocurren en mayor grado que otras y tienen características particulares. Es claro que estos dos elementos se entienden bien, pero es preciso saber de qué modo, bajo qué contextos y campos de acción. Por ejemplo, en el amor serán una relación envuelta de pasión, el romanticismo estará presente pero en bajas cantidades. Fortalecen el sentimiento a través de la intimidad, ambos buscan experimentar cosas nuevas. El Fuego mantendrá el romance vivo e impulsará a su pareja para que se atreva a ser ella misma y disfrute, en cambio el Aire otorgará frescura y tranquilidad.

Se sienten a gusto juntos y desarrollan una alta confianza, así que no será un problema para ninguno de los dos el comunicar eso que muchos no se atreven a decir. Es esencial que siempre mantengan la llama viva y que además de disfrutar de la intimidad, gocen de otras actividades que les ayuden a conocerse a un nivel más profundo y así consolidar la relación y proyectarla a un futuro. La amistad entre estos dos signos estará llena de aventura y experiencias intensas. Y en el trabajo llevarán una relación amable, en la que el Fuego tomará el liderazgo.

Artículos relacionados